Científicos del Centro Médico de la Universidad de Columbia EEUU, han demostrado que dos enzimas relacionadas -fosfoinosítido-3-quinasa (PI3K), gamma y delta- desempeñan un papel clave en el desarrollo de la leucemia linfoblástica aguda de células T (LLA-T), una leucemia infantil altamente agresiva, que es difícil de tratar.

El estudio también mostró que un inhibidor doble de PI3K gamma/delta -desarrollado por Gilead Sciences- puede prolongar significativamente la supervivencia en un modelo de ratón de la enfermedad.

El estudio, publicado en la revista «Cancer Cell», muestra además que el inhibidor dual previene la proliferación, para y reduce a tasa de supervivencia de las células T humanas. «Claramente, tenemos un medicamento muy eficaz contra este tipo de cáncer, en ratones», afirma el líder del estudio, Thomas Diacovo, profesor de Pediatría y Patología y Biología Celular en la Universidad de Columbia, quien añade que, «si esta estrategia de tratamiento puede, de manera segura, atacar selectivamente la actividad de estas enzimas en las células T de los tumores, en humanos, podría ser capaz de reducir la necesidad de usar quimioterapia convencional. Este sería un importante avance para ayudar a reducir la toxicidad de los medicamentos en los pacientes jóvenes».

La LLA-T es un cáncer que se origina durante el desarrollo de las células T, un tipo de glóbulo blanco; entonces, las células T anormales se multiplican rápidamente, invadiendo y alterando la función de los órganos vitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú

¡Suscríbete a nuestra Newsletter y no pierdas detalles!