Como cada año nuestros niños enfermos de cáncer y otras enfermedades crónicas y sus herman@s pudieron disfrutar el pasado mes de julio de unos días muy inolvidables, en los que además de jugar con otr@s niñ@s, han podido aprender de la naturaleza, compartir con otros niños, superarse ell@s mism@s y compartir muchos momentos que quedarán siempre en su memoria. Sin dejar a un lado por supuesto, el aprendizaje y la formación.

Para nosotros como Fundación, es un momento muy especial en el que podemos disfrutar de la convivencia con los peques en un entorno diferente y de ver como disfrutan con lo que hemos planificado y organizado con tanto cariño. Este año, gracias a Eninter Ascensores hemos podido hacerlo realidad una edición más. Eninter Ascensores es una empresa dedicada a la instalación, reparación y mantenimiento de ascensores preocupada por la RSC, y este año han pensado en nosotros y nuestra labor para aportar su granito de arena.

Gracias a su aportación nuestr@s niñ@s han podido asistir de manera gratuita al Aula de la Naturaleza “Las Contadoras” situado en el Parque Natural Montes de Málaga, del 22 al 26 de julio, durante los cuales, han disfrutado de diferentes actividades y eventos acompañados siempre por nuestros voluntarios y algunos papás de la Fundación Andrés Olivares.

El Aula de la Naturaleza “Las Contadoras”es un centro de educación ambiental, donde inculcan la importancia del respeto a la naturaleza, crean conciencia sobre la problemática de la contaminación y la conservación de la biodiversidad, entre otras preocupaciones ambientales…
Otra de las características, es el marco incomparable donde se encuentra, que ofrece la oportunidad inmejorable de interactuar con el entorno, aprender sobre fauna y flora autóctona, así como de conocer la rica historia de los Montes de Málaga.

Con este campamento tratamos de fomentar la formación y educación medio ambiental de nuestr@s niñ@s, logrando además que mantengan al margen la enfermedad por unos días y además sus padres disfruten de espacio y tiempo libre para poder realizar actividades y rutinas de la vida diaria, que por la gran cantidad de tiempo que invierten en el proceso de la enfermedad dejan a un lado, siendo además una de las cosas que ell@s nos agradecen cada día.

El campamento se convierte en un escenario en el que todos ellos adquieren habilidades sociales, emocionales y de comunicación. 

La temática de este año, fue de personajes Disney, creando así un mundo lleno de mucha Alma, Magia y Corazón. Algunas de las actividades y talleres fueron:

-Diario de campo.

-Talleres plantas aromáticas.

-Taller sobre el mantenimiento y puesta en valor de nuestro entorno.

-Árbol de los Deseos.

-Juegos deportivos.

-Dinámicas grupales de comunicación y cooperación.

-Tiempo de ocio y piscina diarios.

Sin duda, un año más ha sido todo un éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú

¡Suscríbete a nuestra Newsletter y no pierdas detalles!